P.N. Corcovado

corcovado

(54.538 Ha terrestres y 2.400 Ha marinas)

Auténtico santuario de biodiversidad y de especies en peligro de extinción, es una de las áreas más lluviosas de todo el país.
Situado en la región occidental de la península de Osa, en la costa sur del Pacífico, Corcovado es una de las zonas protegidas de Costa Rica más salvajes y donde la selva tropical lluviosa -con precipitaciones que superan los 5.000 mm anuales- se manifiesta en todo su esplendor. Todo el Parque está considerado un laboratorio donde se estudian la estructura y los mecanismos naturales que regulan los ecosistemas tropicales. Representa la mayor extensión de bosque húmedo de todo el Pacífico centroamericano.

Este inmenso refugio natural alberga 13 hábitats distintos, cada uno de ellos con flora, fauna y topografía específicas. En él se encuentran más de 500 especies de árboles (la cuarta parte de todas las de Costa Rica), entre los que se halla el que parece ser el árbol más alto del país, un ceibo (Ceiba pentandra) de más de 70 m de altura.
Entre la fauna más destacada están las dantas, lapas, pecarís o chanchos de monte, y distintas variedades de monos. Los felinos de Corcovado han sido objeto de muchos estudios ya que el Parque posee una de las mayores poblaciones de jaguares del país (de hecho es fácil observar su pista sobre el terreno). Además, el oso hormiguero gigante, el cocodrilo, posiblemente el águila harpía, y las tortugas marinas, así como más de 10.000 especies de insectos, cientos de especies de aves, ranas, lagartos, etc. Tienen en este Parque su hábitat natural.

Una de las ventajas de Corcovado es su difícil acceso. Si se desea visitarlo hay que estar dispuesto a invertir tiempo y esfuerzo, no en vano se recomienda ir preparado contra las picaduras de todo tipo de insectos (mosquitera, repelente y calcetines altos) y con un buen equipo de acampada. En cualquier caso es recomendable organizar la visita con la Oficina del Parque.
El principal problema de protección que tiene el Parque en la actualidad es el de controlar a los buscadores ilegales de oro, que penetran por la parte sur en busca del preciado metal.

Veure en CatalàWatch in English